lunes, 3 de septiembre de 2012

Modern Trails

Cuando empecé a hacer bisutería, hace ya unos años, una de las primeras cosas que me llamó la atención fue todo lo que ofrecía el cristal soplado para la joyería y bisutería moderna. Si bien unas cuentas hechas al por mayor en una fábrica son suministros baratos y prácticos, no hay nada como la belleza y exclusividad de una cuenta soplada a mano. Se trata de un proceso que exige mucha práctica y conocimiento para obtener piezas realmente llamativas, y el resultado es de una calidad y brillo excepcional (claro está que el precio sube bastante: del mismo modo que uno paga casi el triple por una cuenta de cristal checo que por una china de fábrica, uno puede pagar más del triple por una cuenta de cristal soplado que por un abalorio de cristal de fábrica, sea cual sea su procedencia). El precio elevado del producto no viene solo de ahí (de la mano de obra, experiencia necesaria, precio de los materiales, etc.), sino de la necesidad de utilizar hornos o kilns especiales para poder enfriar el cristal de manera progresiva y que no llegue a fracturarse. Es difícil elegir a un solo artesano, ya que la oferta es rica y variada, pero he seleccionado a Modern Trails ya que ofrece precios muy razonables y una gama muy amplia de colores y formas. Cuando veáis las imágenes veréis cómo de preciosas pueden llegar a ser las cuentas realizadas con soplete.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Muchas gracias por comentar!